domingo, 28 de agosto de 2011

La ciencia

El término "ciencia" cubre un campo de actividades y conocimientos
tan amplio, que cualquier definición corre el riesgo de ser incompleta.
Por ello, planteamos su objeto de estudio, que es el conocimiento
de las cosas por sus principios y causas.
La ciencia surge cuando el hombre busca descubrir y conocer, por
la observación y el razonamiento, la estructura de la naturaleza. Si
bien esta observación de la naturaleza y los fenómenos naturales
se remonta a los orígenes mismos del hombre, la ciencia es algo
más que la mera observación. Fundamentalmente, también es
razonamiento, y nace cuando se abandona una concepción mítica
de la realidad y se la enfoca con una visión objetiva y reflexiva.
En Occidente, la ciencia comienza con los griegos, que fueron los
primeros en desarrollarla en forma racional, abocándose
Fundamentalmente a una ciencia pura de carácter especulativo, al
saber por el saber mismo. Sin embargo, hay que tener en cuenta
que el ideal de la época era el conocimiento desinteresado.
La concepción actual de la ciencia se remonta a los siglos XVI y
XVII, ya que, a pesar de tener raíces profundas en el tiempo, fueron
Galileo Galilei, Francis Bacon, René Descartes e Isaac Newton
entre otros, quienes sentaron los fundamentos de la ciencia moderna.
La nueva concepción de la ciencia fue esbozada por Galileo (1564-
1642) y completada por Newton (1642-1727). Con ambos se inician
la investigación objetiva y experimental de la naturaleza y la búsqueda
de la cuantificación y expresión matemática de los fenómenos
naturales. Galileo estableció el principio de la objetividad del
conocimiento científico y basó sus conclusiones en la observación
y la experimentación, y aunque posiblemente buscó hacer una
ciencia más demostrativa que experimental, sus trabajos dieron
nacimiento al método experimental en las ciencias. Planteó asimismo
la observación empírica como método básico de la investigación y
la expresión de las leyes físicas con fórmulas matemáticas.
El método científico que nace en la época de Galileo -aplicable a
las cienciasÊfácticas-, se puede esquematizar planteando tres
etapas básicas:

1) "La observación" de ciertos hechos, para descubrir la(s)
ley(es) principal(es) que los rige(n).

2) "La formulación de hipótesis", entendiendo por hipótesis
una respuesta tentativa que permita explicar los hechos
observados.

3) "La comprobación de la hipótesis", mediante la
experimentación y el análisis.

Si la comprobación confirma la hipótesis, esta pasa a ser una "ley",
válida hasta el momento en que el descubrimiento de nuevos hechos
pueda plantear la necesidad de introducir modificaciones en su
formulación. En el lenguaje de la ciencia, una ley es una proposición
general, vinculada al conocimiento de algún sector del universo y
cuya veracidad ha sido suficientemente comprobada.
Podemos decir que con Galileo comienza una profunda
transformación en la forma de pensar y actuar del hombre. Se
despierta la mentalidad científica que presupone aceptar como
cierto sólo aquello que sea empíricamente verificable. Hasta entonces,
la ciencia de la época estaba encuadrada en un modelo meramente
especulativo; con él, asistimos a un cambio sustancial, al contacto
con la realidad, a la tecnificación de la ciencia. En otras palabras,
a la determinación de técnicas precisas para analizar los fenómenos
naturales y medirlos con exactitud matemática, y a la introducción
de elementos de la técnica en el proceso de investigación científica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario